8 de mayo de 2017

Más de eso que tienes en la boca


Y te pitufo y te derramas y sube la vecina a ver qué coño está pasando que le llueve en el cuarto de baño y por supuesto, te echo la culpa a ti como si fueran palas de arena en tu entierro y te cubro de mierda hasta los ojos: “ella, ella, ha sido ella, siempre es ella, que se pasea por ahí con esas braguitas y a mí me entra un hambre, señora, de carne cruda que no puedo, no puedo y me abalanzo y ella ¿sabe?corre porque sabe que es mi cena y me tira platos de canto y lo que pilla o un zapato o la lavadora o un submarino. Y entonces tú te sacas un papel de entre las tetas y lo enseñas y le dices: “pero tenemos un seguro contra aquí te pillo aquí te mato que cubre hasta el 80 por ciento de los daños”. Y la vecina te contesta que la próxima vez que se le hunda el techo llamará a la policía, a los hombres de Harrelson, al teniente Colombo. Que estáis ya muy grandes. Que qué coño os pasa. Que no tenéis vergüenza. Ni ropa puesta. Gentuza. Tanto amor debería estar prohibido.

Cuando se va escaleras abajo hablando sola de que a ella nunca nadie le ha llamado la atención-qué triste-, y menos a las tres de la mañana-qué horas-, nos hacemos un té bien caliente para el susto y como a ti, las cosas nunca se te olvidan, me lo tiras por la espalda y grito como un pollo-como un pollo que grite-, que te voy a matar. Cuando te coja claro. O te dejes. O te quedes sin vajilla que tirarme a la cara.


7 comentarios:

  1. Señora, hablemos del hambre. Usted lo sufre desde siempre, pues tiene los techos (pechos) impolutos, es decir: que padece de inanición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Envidia cochina. Aunque era verdad que temblaban las lámparas.

      Eliminar
  2. jajajaja ¿¿ seraaassss acusicaaaa ?? cómo puedes acusarla a una vecina tan insoportable y amargada como esa ... eso sí BILYY .. tenéis que haceros mirar eso de que siempre termine todo volando por los aires. Tanta violencia no es buena y encima sale cara si todo termina hecho cisco ; )


    MmuaaaaksS!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La culpa era de ella. Siempre. Y si le tapabas la boca, te mordía.

      Eliminar
  3. Y se quedó sin vajilla que tirarte a la cara??......Tanto amor debería estar prohibido.

    ResponderEliminar
  4. Y se quedó sin vajilla que tirarte a la cara??......Tanto amor debería estar prohibido.

    ResponderEliminar